No sé. Creo que extrañar a alguien, sin que todavía se haya ido, me hace daño.
Y además si 20 años no es nada, 6 meses menos. But still…
Tantas cosas se me ocurren pero a la hora de la verdad ninguna importa.
Y sí, es una fila india, donde a uno de dan la espalda y uno también la da.
Ya ningún pensamiento tiene conexión con el otro. Ningún momento tiene conexión con otro.
So little time, so much to know.
Y por más que se oiga una y otra vez la misma canción, sigue siendo igual, sigue teniendo los mismo acodres. Y el efecto sigue siendo el mismo.
Es extraño.
Y no es suficiente querer a alguien si no le pareces suficiente.
Tampoco es suficiente empezar a enamorarse,las promesas de que se necesita tiempo tampoco, porque sin saberlo todo se desmorona.
Todo se quiebra dentro de mí.
Los lazos se hacen débiles y los recuerdos se vuelven borrosos e insuficientes para saber si se sigue queriendo o no.
También es insuficiente el tiempo. Pero aún así pasa y destruye todo a su alrededor. Las relaciones, las promesas y mi vida.
Y mi cara se me borra cuando me miro al espejo, sólo veo sutiles facciones de alguien que solía ser, antes de no ser suficiente. Antes de que no estuviera en la misma página.
Todo me sabe mal. Todo tiene un dejo amargo.
Quiero volver a econtrarme. Me entristece haberme perdido alguna vez.
Todo, abosulamente todo, me es lejano, ajeno. Nada me produce ningún sentimiento.

Nada me es suficiente.

Pero creo que al final yo misma no soy suficiente.
No soy suficiente.
Soundtrack: Mi hermano tocano Black Sabbath en el violoncello.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s