So, you think you can tell?

Hoy, vendo mi alma. Se la vendo al primero que me la compre sin preguntar por qué la vendo. La vendo al primero que no me juzgue por querer venderla. Se la vendo al que la acepte con errores, con dolores, lágrimas y risas. Se la vendo al que esté dispuesto a cargarla. Se la vendo al (o la) que sea descuidado y la use de cenicero. O al que la use de reloj o de anteojos. Que la use de trapo, de papel en blanco para escribir poesía, porque no hay nada que mi alma no haya sentido antes. Quién la compre sólo pido que la use, de lo que se le antoje, de vestido, de colores, de poema. La vendo bajo la condición de que no sea olvidada, aunque maltratada, no se la deje guardad en un cajón, encerrada. Ya lo hice yo con ella, por eso la vendo, para que tenga el mundo que yo no puedo darle. Para que conozca el olor que no le he ofrecido. Que coma los postres que no he comido. Que sufra lo que no he llorado. Y sea libre como no lo son mi mente ni cuerpo.
La subasta empieza esta noche, por una sonrisa.

Soundtrack: Lucky man (ELP), Nothing left to say (George Winston), Right to be wrong (Joss Stone).

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s