Once again

Bueno, está bien, no quiero que me rajen por hacer la tarea mal. Ya me criticaron la mediocridad. Y me lo merezco. Me explicaré debidamente. Y por cierto, sí lavé la loza y me criticaron eso también. Entonces, mataré a mis ídolos.

4. Beatles: Me retracto. Todo lo previo a “Help” apesta. Bueno, no apesta, pero simplemente no es lo suficientemente bueno. Los Beatles son el mejor ejemplo de cómo una banda puede ser innovadora, aunque lo que realmente se necesite para eso es un buen productor como lo es y lo era en ese entonces George Martin. Y aunque los primeros discos sí fueron producidos por éste, hasta “Help” no explotaron del todo su potencial. Un claro ejemplo de cómo apestaban es el simple saber que le hicieron un cover a una canción tan mala como “Mr. Mondá” (a.k.a Mr. Moonlight). Yo a los Beatles los adoro; ellos me han criados y gracias a ellos realmente empecé a aprender inglés, pero lo les quita que tengan uno que otro descache (ej. Obladí Obladá, catalogada la peor canción de la historia por la BBC y concuerdo honestamente).

3. Emerson, Lake & Palmer: Sigo insistiendo en lo que digo de “Love Beach” en el post pasado. Y no me veo en la necesitdad de explicar o decir más.

2. Björkis: En este si me puedo extender (no mucho) y dar una respuesta coherente. Realmente compré el Debut sin saber qué contenía a ciencia cierta, simplemente fue un simple capricho y al ver “Venus As A Boy” en la lista de canciones me dije que tenía que tenerlo (me pasó lo mismo con el “Trilogy” de ELP *). Esa misma noche llegué a mi hogar y lo puse. Y qué gran manera de comenzar un disco. Human Behavior. Pero luego va Crying. Y más aun, luego va “Venus As A Boy”, que es simplemente perfecta. Y así sucesivamente. Va canción tras canción, que se pueden oir perfectamente solas, pero no son consecuentes una con la siguiente, ni la otra con la anterior. Y sí, lo admito, he casi llorado con “Come to me”, pero luego el momento se pierde con “Violently Happy”, que francamente, me desagrada. Es puro tecno noventero mal hecho. Pero curiosamente sigue “The Anchor Song”. No lo capto. Eso es todo.

1. Placebo: Me iré a mi temprana tumba con la misma creencia. “Sleeping With Ghosts” es el que menos me gusta (a menos que saquen uno peor de aquí a que me muera). Y bueno, no es que sea malo, porque carajo, tiene “Protect me from what I want”, pero es el que menos me despierta energía. Sí, comienza increíblemente (Bulletproof Cupid), pero ¿y luego? Salen con “English Summer Rain” que simplemente es un sonsonete baboso (Cristo me ampare y me favorezca), para después salir con la mariconada de “This picture”, que es como bubble-gum-pseudo-glam-punk (Virgen del Cairo, ampárame). Luego vendrá “Sleeping with Ghosts” que le promete un poco más, con su “soul mates never die” y sí, le hace a uno chillar y toda la joda, es decir cumple con su prometido, la única será (ah, me quemaré en el infierno). Pero carajo, luego me vienen a meter “The Bitter End”, un single más bien flojo, medio tedioso y sonsonético (oh, Satanás será mi maestro ahora). Bueno, con “Something Rotten” se medio arregla el caminado, dado que es uno de esos temas del clásico Placebo, del Placebo viejo, en que se les acabó que decir, pero aun así logran hacer una canción, la medocridad adelante (me pudriré en el infierno). “Plasticine” me alegra un poco, porque es esa decadencia típica, por fin Molko berrea como es debido, pero le tomó 7 cancoines para hacerlo bien. Ahora, para “Special Needs” tengo una sola palabra: EMO (me llevó el que me trajo). “I’ll be yours”, sniff, por fin algo que realmente vale la pena (oh sí, siento la fuerza oscura apoderándose de mí). Con “Second Sight” se vuelve a oir (como que se recupera) el timbre de voz del Molko del 96, 98 y 2000, porque aparentemente del “Black Market Music” a este álbum su voz hizo lo que amenazaba hacer desde su pubertad, volverse voz de hombre. Lo que me agrada de “Second Sight” es que el pseudo-punquero escondido en los 3 reaparece y no nos dejan colgados. Bueno, luego viene la sabrosura que es “Protect me from what I want”, que debo dejar en claro, es lo que más me agrada de este disco, esa armónica endemoniada al fondo hace que todo valga la pena. “Centerfolds” me hace conmueve y todo, pero no me termina de convencer, es débil. Y hasta ahí llega el tracklist.
He blasfemado como nunca lo he hecho en mi vida y si me disculpan, ahora me retiraré a mi nuevo aposento conocido como “La morada de Belcebú”. No me malinterpreten, Placebo está en el tercer puesto de mis bandas favoritas, pero he aquí el por qué el “Sleeping with Ghosts” no me deja satisfecha.

Soundtrack: El “Sleeping with ghosts”.

* Sólo tuve que ver “From the beginning” para saber que ese era disco que tenía que tener.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s