These twisted chords

Traté de hacer una canción que no existe.

Un sueño que (no) ocurrió. Le dije, que a diferencia de Horacio y Lucía, él no era un Mondrian y yo no era un Klee. Más bien, él era un Rembrandt y yo una ventana de Hundertwasser (sin tantos colores). Él se fue. Siguió su camino, sin decir palabra. Sin dejarme oir su voz.

Fue tan real, que lo creí falso.

Advertisements

6 thoughts on “These twisted chords

  1. yo también intento cantar canciones que no existen
    y me estrello mil veces contra castillos que yo misma construí.

    [no estas ni estarás sola]

    te echo de menos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s